Jueves, 30 de diciembre del 2021

La importancia de vacunarse

La Dra. Rocío Guillen Ponce nos explica por qué es tan necesario recibir las vacunas contra la COVID-19.

La importancia de vacunarse
La Dra. Rocío Guillen Ponce recomienda mantener el correcto lavado de manos, el uso de la mascarilla y el distanciamiento social para cortar la cadena de transmisión del virus.

Hasta el día de hoy se han administrado en el mundo al menos 13 vacunas distintas contra la COVID-19. Como indica la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estas vacunas protegen a las personas porque inducen inmunidad contra el virus SARS-Cov-2; es decir, reducen el riesgo de síntomas y consecuencias para la salud, así como la probabilidad de contagiar a otras personas. De esta manera, se protege principalmente a aquellos grupos más vulnerables, como los profesionales de la salud, los ancianos y las personas que presentan determinadas enfermedades.

Sin embargo, hay un sector de la población que se opone a ser vacunada. “Hay que respetar las opiniones, pero pienso que es un error. La posición que dan tanto la OPS como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud (Minsa) es cumplir con la vacunación. Si todos estamos vacunados vamos a tener una gran protección. Si se nos presenta la enfermedad va a ser leve. Debemos vacunarnos para cortar la cadena de transmisión y disminuir la morbimortalidad de nuestra población”, explica la Dra. Rocío Guillen Ponce, docente de la Facultad de Medicina Humana “Manuel Huamán Guerrero”, jefa del Policlínico de la URP, miembro de la Comisión Organizadora de Vacuna Fest URP y coordinadora del curso de Epidemiología.


VACUNA FEST

Una estrategia que ha tomado gran impulso son los Vacuna Fest, jornadas de vacunación de 36 horas seguidas cuyo fin es acelerar el proceso de inmunización. La Dra. Rocío Guillén comenta que el objetivo de vacunar en horas de la noche o en la madrugada es captar a la población que generalmente no acude a un establecimiento de salud porque está laborando o tiene otros quehaceres. De esta manera, puede acercarse a su centro vacunatorio sin el temor al tráfico o a un posible descuento en sus honorarios.

En esa línea, se organizó en nuestro campus universitario el Vacuna Fest URP, los días 20 y 21 de noviembre. “Yo también trabajo dentro del Ministerio de Salud y creo que el evento fue un éxito. Fue un punto de vacunación excelente tanto para la población cercana a la universidad, principalmente aquellas que viven en Santiago de Surco o en San Juan de Miraflores, como para aquellas personas ligadas a la universidad, como los alumnos, docentes, administrativos, que también pudieron traer a sus familiares”, detalla.

Agrega que las vacunas han demostrado hace tiempo su eficacia, pues todas las enfermedades inmunoprevenibles han sido cortadas, hablando epidemiológicamente, gracias a la inmunización. “Salió la vacuna contra la viruela y cortó la cadena de transmisión; lo mismo pasó con la poliomielitis, que a tanto niño causó lesiones a nivel del sistema nervioso y los dejó paralíticos o con una deformidad. Con el sarampión, los niños fallecían por una complicación de neumonía, y hoy no la tenemos. Tampoco vemos epidemias de rubéola o tos ferina. Por eso hay una estrategia de inmunización a través del Minsa y contamos con un paquete de vacunación para niños, adolescentes, adultos y adultos mayores”.

Subraya, además, que el virus de la influenza H1N1 también ocasionó una pandemia en el 2009 y tuvo casos confirmados en más de 200 países. Hoy está incluida en las vacunas contra la gripe de temporada. Sin embargo, hay ciertos virus contra los que aún no hay vacuna, como el VIH, aunque la ciencia sigue estudiándolo.

“Ante las fiestas, el Ministerio de Salud está en alerta. En cualquier momento puede haber una gran incidencia. Lo que se requiere es seguir cumpliendo las estrategias para cortar esta cadena de transmisión, como el correcto lavado de manos, el uso de la mascarilla, el distanciamiento social y no participar en aglomeraciones, porque no sabemos quién puede tener el virus, y nos podemos contagiar y llevar la enfermedad a nuestra familia. Hemos tenido una disminución de casos, pero lamentablemente ahora está aumentando”, explica la Dra. Rocío Guillen Ponce.

ENSEÑANZA VIRTUAL

A pesar de que la enseñanza virtual de una carrera como Medicina es complicada, tanto ella como otros docentes han buscado las mejores estrategias para el dictado de cursos. “Cuando tengo clases llevo mi laptop al centro de vacunación, para que mis alumnos vean cómo se está llevando a cabo el proceso. Además, gracias al Vacuna Fest de la URP, pudieron comprobar directamente lo que les expresaba, como la separación entre las áreas de triaje, de vacunación y de observación”, detalla. También recurre a las alertas epidemiológicas y las salas situacionales en relación con la COVID-19 a nivel nacional e internacional.

Respecto a las tesis que asesora, precisa que hay alumnos ya vacunados que han ido a establecimientos de salud autorizados, aquí se les ha dado el equipo de protección necesario para ingresar, sacar datos, revisar historias clínicas o hacer entrevistas. En otros casos, se han usado encuestas y meta-análisis. Como beneficios de la virtualidad, subraya la facilidad de comunicación con profesionales y entidades del mundo, lo que permite el acceso a información muy sustanciosa. “Inclusive, en nuestra Universidad hemos hecho un Curso Internacional de Medicina del Estilo de Vida conectados con 13 países, y ha salido excelente”.


La Dra. Rocío Guillen Ponce, además de ser docente en la URP, trabaja en el Centro Materno-Infantil Virgen del Carmen. Se trata del centro de referencia de las gestantes de Santiago de Surco, Barranco y gran parte de Chorrillos. “Atendemos las 24 horas al día. También tenemos un centro de vacunación en el colegio Pedro Ruiz Gallo, que está dentro de nuestra jurisdicción sanitaria, y otro en el Complejo Deportivo Fernando Terán”, explica.

Añade que actualmente la asistencia a los vacunatorios ha aumentado, gracias a la exigencia del carnet de vacunación para ingresar a los diversos establecimientos. Sin embargo, hay todavía una letalidad de 8,95%, por lo que recomienda acudir inmediatamente a un establecimiento de salud ante la presencia de los síntomas de la COVID-19. “Es importante protegerse y pasar un año nuevo que ayude a cambiar esta situación epidemiológica. Debemos cortar las cadenas de transmisión y estar alertas a otras enfermedades que puedan llegar”, puntualiza.

  • 0
  • 0
  • 0