Friday, 30 de April del 2021

Ángel J. Tenorio Castillo

Egresado de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, trabaja en el prestigioso Heatherwick Studio, en Londres.

Ángel J. Tenorio Castillo
Tiene dos proyectos ganadores de diversos premios en el Reino Unido, Coal Drops Yard y Maggie's Centre, y otros en etapa de diseño.

Desde hace siete años, Ángel J. Tenorio Castillo, nuestro egresado de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo trabaja como arquitecto y diseñador en Heatherwick Studio, uno de los estudios de arquitectura y diseño más creativos, innovadores y pluriculturales que hay actualmente en Londres, y quizás en el mundo.

“Trabajar junto a Thomas, nuestro fundador, y con un equipo bastante diverso y joven, ha sido una experiencia muy gratificante, tanto profesional como personalmente. He tenido la oportunidad de construir dos proyectos ganadores de diversos premios en el Reino Unido, Coal Drops Yard y Maggie’s Centre, y tengo proyectos en etapa de diseño en Singapur (la Terminal 5 de aeropuerto de Changi) y, recientemente, otro esquema comercial en China”, afirma. 

Comenta que trabajar en Maggie’s Centre, en la ciudad de Leeds, ha sido uno de los proyectos más especiales en los que ha participado. Maggie’s es una organización dedicada a brindar servicios a pacientes con cáncer, y se asocia con renombrados arquitectos alrededor del mundo para diseñar estos centros especiales.

“Se puso todo el cuidado posible para hacer que cada espacio, cada detalle, estuviera enfocado en cómo mejorar la calidad de vida de pacientes que atraviesan el difícil proceso del cáncer. Es además el primer edificio completamente de madera que el estudio ha hecho siguiendo procesos rigurosos de sostenibilidad y brindando todos los beneficios de la biofilia, al usar materiales naturales y rodearlo de jardines inspirados en los bosques ingleses”, manifiesta el arquitecto Ángel J. Tenorio.

EXPERIENCIAS PREVIAS

Anteriormente laboró en el estudio de Zaha Hadid, una de las ganadoras del Premio Pritzker, cuyo trabajo admira desde un punto de vista de innovación tecnológica, espacial y tipológica. Este fue uno de los motivos que lo hizo viajar a Londres. 

“Cuando vine a estudiar al Architectural Association tuve la suerte de tener a Patrik Schumacher, mano derecha de Zaha, como director de mi tesis de maestría. Él me invitó a unirme al estudio, donde tuve la oportunidad de trabajar en concursos internacionales que fueron reconocidos: uno para Mercedes-Benz, que quedó como finalista, y otro para el nuevo aeropuerto de Beijing, que resultó ganador. Este último se terminó de construir el año pasado, y no veo la hora de visitarlo”, detalla.

Nuestro egresado también trabajó en el estudio coreano BCHO Architects, cuyo fundador, Byoung Soo Cho, es uno de los arquitectos contemporáneos más importantes de Corea. Él vino a dar una conferencia a la URP y Ángel, que aún no terminaba el bachillerato, quedó impactado con su trabajo y su manera tan marcadamente distinta de ver el diseño y la arquitectura comparada con los países occidentales.

“La filosofía, la poesía de los elementos naturales, que es un linaje que viene de las enseñanzas de Confucio, y cómo estos interactuaban con los espacios fue algo que quise explorar más a fondo y que me llevó a pasar casi dos años trabajando con Byoung. Corea es un país con estaciones muy marcadas y era fascinante contemplar cómo la arquitectura se adaptaba al verano, al otoño, etc. Me encantó ver y aprender también el respeto y consideración de la arquitectura vernácula tradicional coreana, y cómo esto se traducía en el mundo contemporáneo”, detalla el arquitecto Ricardopalmino.

DESAFÍOS

Para nuestro egresado, la mayor diferencia entre trabajar en estos famosos estudios y en los estudios de arquitectura en el Perú es solo el tipo de clientes con los que se tiene que lidiar. En el Perú, explica, los clientes que comisionan los grandes o pequeños proyectos de arquitectura todavía tienen una visión un poco conservadora del diseño.

“Eso limita a que no seamos potencia en arquitectura. Se ha perdido la costumbre de hacer proyectos de arquitectura a través de concursos donde se valore la calidad del diseño, y esto hace que muchos estudios jóvenes no tengan la oportunidad de demostrar sus capacidades”, explica el arquitecto.

Agrega que algo que le encantó del Reino Unido es que hasta el diseño de un parque o de un puente peatonal es motivo de concurso, lo cual hace que los estudios más pequeños empiecen a tener exposición y oportunidad.

Finalmente, comenta que valora mucho su época de estudiante. “La formación que recibí en la Universidad Ricardo Palma, bajo la tutela del arquitecto Juvenal Baracco, es a mi parecer una de las mejores en el mundo. Después de haber trabajado y colaborado con profesionales de varios países puedo certificar que el taller y la Universidad te preparan para enfrentar una realidad altamente competitiva, donde la innovación y la exigencia van de la mano”. 

Añade que algo especial que tiene la URP es la libertad que le da a los alumnos para elegir entre varios tipos de escuelas y formaciones. “Esto hace que la conversación y el intercambio entre diferentes talleres enriquezca el trabajo de los estudiantes”, puntualiza.

  • 0
  • 0
  • 0