Miércoles, 30 de diciembre del 2020

XV Olimpiada Peruana de Biología

El evento promueve las capacidades de los estudiantes de secundaria en las ciencias biológicas y la biodiversidad.

XV Olimpiada Peruana de Biología
La participación se realiza de acuerdo a las disposiciones de la Olimpiada Iberoamericana de Biología (OIAB).

Con la participación de más de 500 escolares de distintas regiones del país, el 28 de noviembre se llevó a cabo el examen general de la XV Olimpiada Peruana de Biología (OPB), evento organizado por la Facultad de Ciencias Biológicas, esta vez en una versión totalmente virtual.

“El objetivo de organizar la olimpiada es difundir la carrera y la importancia de la biología y de la biodiversidad. A través de ella nos sumamos a los objetivos de la Organización Mundial de la Salud y de las Naciones Unidas; los cuales son garantizar la biodiversidad de nuestro planeta de manera sostenible. Allí está la importancia de la formación en biología, porque el que no la conoce no va a protegerla”, explica la Dra. Blga. Lidia Cruz Neira, directora de la Escuela Profesional de Biología de la Facultad de Ciencias Biológicas.

El evento, reconocido por la International Biology Olympiad (IBO) y la Olimpiada Iberoamericana de Biología (OIAB), promueve el desarrollo de las capacidades y aptitudes de los estudiantes en el campo de las ciencias biológicas, identifica los nuevos talentos, estimula la competencia y fomenta la cooperación y el intercambio de experiencias entre las instituciones educativas.


PROCESO

“Trabajamos de acuerdo con las disposiciones de la OIAB porque somos miembros de ella, y como tales debemos cumplir su reglamento”, explica la docente.

La estructura está conformada por dos niveles: principiante, que está dirigido a estudiantes del primer al tercer año de secundaria; y avanzado, para los alumnos que cursan el cuarto y quinto año. Los exámenes constan de 70 preguntas, cada una con un valor de dos puntos, lo que da una calificación máxima de 140. Los 10 primeros del nivel avanzado —aunque por empate algunas veces son más— pasan a un examen práctico en laboratorio. Finalmente, los cuatro primeros según el cuadro de mérito de la evaluación nacional formarán parte de la delegación peruana que participará en la OIAB.

“Esta rigurosa selección garantiza que los chicos se desenvuelvan muy bien en las olimpiadas iberoamericanas. En el transcurso de estos años, hemos conseguido medallas de oro, plata y bronce. Solo en el 2009 no trajimos ningún tipo de medalla. Estos logros han sido posibles por la exigencia establecida y por el apoyo de los tutores. Algunas instituciones ya conocen la profundidad de los exámenes y se preocupan por preparar a los alumnos”, subraya la docente.


Agrega que la universidad, por su parte, se encarga de reforzarles las habilidades y competencias en laboratorio, porque en los colegios del país, con algunas excepciones, casi no se fomenta esta práctica.

“Tuvimos estudiantes de Huancayo, Tarapoto, Arequipa, Trujillo, Chimbote, Piura, Tumbes, Cusco, Ica, Cajamarca, Junín y Áncash. No han participado Tacna ni Puno. Ellos siempre están presentes, pero al parecer esta vez no pudieron por problemas técnicos. El contexto de la pandemia cambió las reglas del juego, se suspendió la Olimpiada Iberoamericana del 2020 y la del 2021 va a ser en modo virtual. En esa línea, nuestro examen también ha sido virtual. Los alumnos igual han tenido su premiación según el cuadro medallero y 15 han ocupado los primeros puestos”, detalla la Blga. Lidia Cruz.

El examen práctico ha sido programado para el 23 de enero. Sin embargo, esta nueva versión presenta un desafío singular: el manejo de los simuladores virtuales de laboratorio. Ello implica preparar una serie de directivas para los participantes y el dominio mínimo de ciertos programas. “Por ejemplo, tenemos programas que son de acceso libre, como la base de datos del Centro Internacional de Biotecnología sobre secuencias de DNA, RNA, etc. La fortaleza de los chicos es que son digitales y rápidamente captan la lógica del programa”, explica.


BENEFICIOS ADICIONALES

Es de resaltar que las bases de datos científicas, a pesar de estar libres, no son usualmente utilizadas a nivel escolar. Su uso en este caso permite a los estudiantes tener acceso a lo último en información y aprender a interpretarla y aplicarla, lo que estimula su aprendizaje.

Desde que se inició la participación, creció con el tiempo hasta llegar a los 1,500 estudiantes en el 2019. La disminución este año se explica por el estado de emergencia sanitaria en el que estamos y los desafíos propios de la virtualidad, que exige el uso de laptops y smartphones para dar el examen. Esta limitante se sumó a la dificultad de contactar con los maestros, muchos de los cuales han dejado de usar el correo institucional y atienden solo el personal.

La OPB se realiza anualmente dirigida por la Comisión Organizadora, la misma que está conformada por docentes de la Universidad Ricardo Palma y miembros de otras instituciones. Este año tuvo como presidente a la Dra. Lidia Cruz Neyra y como director científico al Blgo. Alcides Guerra Santa Cruz.


“Todo ser humano debe tener conocimiento de la vida, y la biología estudia la vida. La participación del alumno estimula sus competencias. Muchos de los chicos ganadores se han convertido en biólogos o médicos. Yo quiero comprometer a todos los colegios a participar en la próxima olimpiada y a dar el apoyo necesario a sus alumnos. Sé que son tiempos difíciles, pero creo que pueden hacerlo. También invoco a los profesores de Biología, en la secundaria, a promover la asistencia de sus estudiantes”, puntualiza la Dra. Lidia Cruz.

La próxima convocatoria comienza en marzo y toda la información se encuentra en el portal de la universidad: temario, fecha de inscripción, fechas de los exámenes, etc. Están todos invitados.

  • 0
  • 0
  • 0